La crisis del COVID-19 tuvo como consecuencia el enfriamiento de la economía mundial. En el caso argentino, se agrava el estado de una economía ya muy deteriorada y detenida. Un reciente sondeo llevado a cabo por la consultora Tres Roques Dorados, que realiza este estudio mensualmente, reflejó que el 84% de los encuestados han tenido que realizar algún tipo de ajuste en su consumo bajo la actual situación económica.

En esta misma línea, se preguntó si el nivel de su ingreso familiar es suficiente para afrontar los gatos corrientes: un 58,8% afirmó que “alcanza con los justo” y el 22,1% opinó que “no le alcanza”.

Los datos de esta encuesta se relacionan perfectamente con los datos obtenidos por la consultora correspondientes a marzo. Allí, la ciudadanía coincidió en un 80,4% en que las medidas tomadas por el gobierno de Alberto Fernández para aminorar los efectos de la crisis son “Malas o muy malas”.

Por encima de estos números, al contestar “¿Qué tanto ha afectado de manera negativa a su economía la “cuarentena” a su economía? Un 34,8% señaló que “Bastante” y un 35,3% afirmó que “Mucho”.