Los políticos corruptos, ineptos y soberbios que están enquistados en el poder hace décadas, mientras este país se pudre por culpa de la incompetencia, las mentiras y el robo, son más peligrosos que la pandemia del Coronavirus.

El 50% de los niños son pobres. El 60% de los chicos que entran a la escuela no la terminan. Mueren chicos por desnutrición y volvieron a aparecer enfermedades que parecían erradicadas como el Sarampión.

Pero desgraciadamente, para millones de Argentinos, las prioridades políticas del ultimo tiempo son imponer el “lenguaje inclusivo”, promover el aborto y tratar de “víctimas” a los delincuentes que diariamente nos asesinan, roban, violan y que para peor, son amparados por aquellos que dicen defender y promover los Derechos Humanos.

Ojalá esta crisis, una mas entre tantas en nuestra historia democrática reciente, genere cambios profundos y las consecuencias las paguen todos los que a fuerza de mentiras vienen destruyendo nuestro País.

El virus es gran parte de un sector poderoso de la clase política dirigente que habla y miente, una y otra vez. Mientras nos hunden cada vez más.

Ojalá esta crisis haga despertar a muchos para que todo cambie y para mejor.

*Por: Amalia Granata, Diputada de la Provincia de Santa Fe, Bloque SOMOS VIDA.