CORONAVIRUS | El Gobierno prepara medidas para endurecer la cuarentena

Alberto se reunió dos veces en el día con Larreta. Buscan reducir aún más la presencia en la calle. Por ahora se descarta el Estado de Sitio…

PorRafael Garduño

Mar 19, 2020

El Gobierno prepara medidas para endurecer la cuarentena de la población que hasta ahora fue motivada por medidas como la suspensión de clases, pero sigue en gran medida librada a la voluntad de la gente.

Fuentes oficiales confirmaron a La Política Online que se trabaja para endurecer la obligación de confinamiento de la gente aprovechando incluso el fin de semana largo y sumándole feriados, en un recorrido que en alguna medida acompaña las medidas que se tomaron en España y en México. Se mencionó incluso la posibilidad de decretar el Estado de Sitio, en base a un decreto que algunos rumores señalaban estaba trabajando el procurador Carlos Zannini. Fuentes de la Casa Rosada y el kirchnerismo lo desmintieron.

La idea del presidente sería anunciar el nuevo fin de semana extra largo y las mayores exigencias de confinamiento este jueves, acompañado por los gobernadores, que fueron convocados a la Casa Rosada.

Como el área de mayor concentración de casos es la Capital y el Conurbano, es lógico que el presidente Alberto Fernández haya intensificado los contactos con ambos. El medio anteriormente mencionado, pudo confirmar que Horacio Rodríguez Larreta volvió a la tarde a la Casa Rosada. Por la mañana fue el primer encuentro con el Presidente, donde se difundió una foto de ambos trabajando en el análisis de la situación del coronavirus.

Esta tarde Larreta regresó a la Casa Rosada, ya sin foto ni anuncios, acompañado por su ministro de Salud, Fernan Quirós. Es lógico. Las medidas está cerca de anunciarse. «Se busca el mayor cese de actividades pero garantizando la comida, la energía, la seguridad y la salud», explicaron a La Política Online fuentes oficiales.

Algo se deslizó en la reunión que tuvo también esta tarde el Presidente con los líderes parlamentarios de la oposición. Se habló de unificar feriados con el fin de semana largo y estirar la cuarentena, ya de tintes más obligatorios, otros quince días. Se habla incluso de suspender el transporte público fines de semana y feriados para desalentar a la gente que quiera salir de su casa. En general los líderes opositores acompañaron la decisión de endurecer el confinamiento de la gente.

Pedro Sánchez

Un camino similar tomó el socialista Pedro Sánchez en España, donde decretó el Estado de Alarma, que le permite al Estado Nacional asumir competencias de las provincias, sobre todo en materia sanitaria y de seguridad, pero no restringe de manera drástica derechos de la población como el Estado de Sitio, aunque limita fuerte las posibilidades de circular y reunirse.

En España desde el sábado pasado, sólo se puede salir de la casa para ir al supermercado, a la farmacia o al trabajo si es algo urgente o indispensable la presencia. No se permite pasear, ni salir a correr o hacer gimnasia, ni ninguna actividad solitaria o en grupo en la calle y además de todos los establecimientos públicos se cerraron los parques. «Es importante que la gente entienda que no son vacaciones, que se tiene que quedar en la casa», afirmó a La Política Online un funcionario del gobierno nacional.

El gobernador Axel Kicillof se sumó a la argumentación pública de la necesidad de restringir el movimiento de las personas y dijo esta tarde que «se quiere evitar que el virus se traslade de una ciudad a otra».

Lo que se busca en definitiva es lo que logró con éxito Corea del Sur, aplanar la curva de contagios, mediante medidas de autocuidado y de distancia social. De esa manera se ralentiza la expansión de la epidemia, cede la mortalidad y no se colapsan los servicios de salud.

*Fuente: La Política Online