La historia de Pablo Musse se hizo conocida hace unos días porque el hombre, oriundo de Plottier, Neuquén, fue impedido de ingresar a Córdoba cuando viajó para traer a su cuñada hasta Alta Gracia y visitar a su hija Solange (35), quien transitaba un cáncer de mama de grado cuatro.

Este viernes se conoció la peor noticia: Solange falleció y él no pudo llegar a tiempo para despedirla con vida. Estaba esperando que el COE provincial lo autorizara, luego de practicarse un segundo hisopado, que le dio negativo.

La historia de Pablo había llegado a los medios la semana pasada cuando él decidió denunciar que, a pesar de tener todos los permisos requeridos, no lo dejaban ingresar a la provincia.

«Pasé por La Pampa, me paró la Policía y Gendamería, y no tuve ningún tipo de problema. Llegué a Huinca Renancó (donde hay un control de ingreso a la provincia), la gente del COE me tomó los datos y me realizaron el test serológico», detalló en aquel momento.

19/8/2020

El hombre fue sometido a dos test que arrojaron resultado «dudoso». Para facilitar el rastreo, Pablo instaló la aplicación que exige la Provincia para que el viajante informe a cada hora por donde está circulando, pero eso no alcanzó: le pidieron los resultados de un hisopado negativo con una vigencia máxima de 48 horas. En ese momento, él le comentó a las autoridades que no podía afrontar el costo que implicaba ese estudio -unos $8 mil por persona-. La respuesta fue unívoca: debía volver a su ciudad de origen.

Estaba viajando con su cuñada, quien padece una discapacidad motriz y está domiciliada en Alta Gracia pero que, en el momento en que se declaró la pandemia, estaba en Neuquén. «Me dicen que tengo que hacer el test de nuevo porque el anterior daba dudoso. Me pinchan el dedo y a la media hora me llaman para decir que tengo que regresar a Neuquén, y que un patrullero me iba a escoltar hasta el límite provincial», había relatado. A pesar de su insistencia y del delicado estado de salud de su hija, el hombre tuvo que regresar a su ciudad de origen escoltado por varios móviles policiales.

Al llegar a su hogar: este viernes a la mañana lo llamaron para decirle que Solange había fallecido.

Dolorido y con mucha bronca, dijo a Infobae: “Tengo todos los permisos. Tengo el resultado del hisopado, tanto que me rompieron las pelotas con el COVID ese de mierda… Me lo hice el lunes y me dio negativo. Estos hijos de puta no me dejaron pasar para ver a mi hija. Esto no va a quedar así”.

LA CARTA DE SOLANGE

¿QUÉ DIJERON LAS AUTORIDADES?

«Estamos muy sentidos, lamentamos lo sucedido… lo que hicimos fue cumplir el protocolo». La expresión es de Claudio Vignetta, funcionario provincial y miembro del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de Córdoba.

Vignetta, con total impunidad, planteó que lo que se hizo fue cumplir el protocolo. «Se le hizo el test rápido para intentar ayudarlo. Le dio positivo, lo que indicaba que posiblemente podía tener Covid-19. Por lo tanto se le hizo retornar a su provincia». Tras los dichos, el funcionario fue duramente repudiado en redes sociales.


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *