La Mesa de Enlace arrancó este lunes un paro por 96 horas en rechazo a la suba de tres puntos porcentuales en las retenciones a la soja dispuesta por decreto por el Gobierno de Alberto Fernández.

La medida implicará un cese de comercialización de granos, a industrias o puertos, y de carnes para faena, en todo el país, desde las 0 de hoy hasta las 24 horas del jueves.

Los organizadores aclararon que “no habrá cortes de rutas ni se provocarán aumentos en los precios ni desabastecimiento”.

Las entidades agropecuarias del noroeste y el noreste argentino agrupadas en sus mesas regionales acompañarán el paro y sumaron como reclamo que el Estado no tiene en cuenta “la lejanía de los puertos que tiene la producción del norte”.

En ese marco, al especificarse la modalidad de la protesta los dirigentes rurales aseguraron que del cese de comercialización “quedan exceptuados los productos perecederos”.

También solicitaron que “dada la inminencia de estas medidas, continúe el normal desarrollo de las actividades programadas con antelación tales como exposiciones, remates, etcétera”.

Por último aseguraron que la carga tributaria les dificulta producir y advirtieron que, en caso de “persistir esta situación, el futuro de la familia agropecuaria se verá muy comprometido”.

En diálogo con Radio 2 de Rosario, el dirigente Jorge Chemes expresó: “Lo más importante es que las cuatro entidades de la mesa de enlace podemos trabajar codo a codo aunque desde afuera parezca que no coincidimos en algunos puntos”. Y le apuntó al Gobierno: “Buscamos que a través del diálogo se entienda que no se puede recurrir permanentemente al campo para recaudar, para generar recursos. Los números que ve el gobierno no son los que nosotros vivimos en carne propia”.

Minutos después, Gabriel de Raedemaeker, vicepresidente de CRA, señaló que “la medida de fuerza se está desarrollando dentro de los parámetros previstos”.

El ruralista también dejó en claro que no habrá cortes de rutas: “No vamos a cortar rutas ni impedir el paso de camiones. No se pretende molestar al resto de la sociedad. Solo vamos a no vender y no comprar nosotros. No son los exportadores los que pagan las retenciones sino los productores”.


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *