Ai Fen, doctora de emergencia en el hospital central de Wuhan, China, donde inició el coronavirus, desapareció después de que criticó a las autoridades de su país por el manejo que le estaban dando al virus.

Ella fue la primera persona en dar la alarma sobre el virus, y le indicó a sus superiores y colegas que se trataba de algo similar al SARS.

El nuevo coronavirus fue visto en pacientes desde diciembre del 2019, sin embargo, la doctora fue cuestionada. Después de que murieran víctimas del Covid-19, Fen señaló a las autoridades chinas de eliminar advertencias tempranas del brote.

La protagonista hizo pública su historia hace dos semanas y habló con la revista china, Renwu. “Si hubiera sabido o que iba a pasar, no me habría importado la reprimenda. Hubiera hablado de eso con quien sea, donde sea que pudiera”, dijo.


Por Rafael