Carlos Pagni sigue abriendo puertas a la polémica, tras su afirmación de que la justicia de Comodoro Py sobreactuó bajo presión las prisiones preventivas a ex funcionarios K. Ahora, evaluó que la reciente liberación de Julio De Vido y de Roberto Baratta es el camino inverso de un mensaje temerario para Alberto ante el avance de reformas que podría debilitar a los Jueces Federales.

Ante el revuelo que causó su comentario sobre las prisiones preventivas, Pagni se preocupó de dejar en claro que lo dicho no inhabilita que el kirchnerismo cometió actos de corrupción que hay que condenar.

“Un corrupto necesita un juicio defectuoso para poder zafar”, señaló Pagni aclarando mejor su pensamiento.

En el gobierno y el kirchnerismo puro tomaron su pluma para reivindicar la teoría del lawfare. Sin embargo, Expediente Político pudo saber que en ninguno de los dos sectores se pusieron contentos con la libertad de De Vido, a quien ven como un despechado dispuesto a complicar la acción de gobierno.

Por otra parte, diversas interpretaciones se jugaron en el llamado circulo rojo por el articulo de Pagni que disparó tantas interpretaciones.

¿A quien quiso favorecer fue la pregunta que entretuvo la semana? El propio diario La Nación le pidió que saliera a aclarar mejor el tema. Acaso, el diario que impulsó con Cabot la causa de los Cuadernos no podría quedar algo descolorado con la llamada “sobre actuación de los jueces federales”.

*Fuente: Expediente Político


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *