Mientras las compras online se vuelven cada vez más populares, los comercios minoristas corren el riesgo de cerrar definitivamente si no se toman medidas que mantengan a este sector en niveles mínimos de actividad, según confirmó la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

“Hay un riesgo de cierre definitivo del 70% de los comercios. Esto equivale a tres millones de asalariados. Aun cuando se pueda sobrellevar la situación, un porcentaje no lo logrará”, expresó el secretario de la CAC, Mario Grinman, a un medio local.

En este marco, el representante de la Cámara explicó que “el comercio tradicional de la calle viene con una recesión de hace dos años y una caída de la actividad que se acumula desde hace ocho o nueve años. El sector cayó un 11% en volumen entre 2018 y 2019”.

El vuelco a internet

En las últimas tres semanas, la demanda de productos de consumo masivo en plataformas digitales llegó a niveles impensados. Actualmente, esta actividad se ubica como la única que se impone a la inflación según lo comprueban las cifras de crecimiento de la CAC, que muestran un aumento del 47% en 2018, respecto a 2017; y un incremento del 70% en 2019 contra 2018. “Es una herramienta formidable”, expresó Grinman.

Siguiendo esta línea, el presidente del Ecommerce Institute, Marcos Pueyrredón, comentó que “Todas las proyecciones que teníamos para que se dieran en 2025 se van a dar en 2021. El nivel de digitalización y virtualización experimentado en las últimas tres semanas no se había logrado en los últimos cinco años”. “Esto se va a potenciar por un tema de seguridad y de confianza, porque el hecho de no salir tiene que ver con la responsabilidad. Y el consumidor va a exigir ese cambio”, agregó.

Mario Grinman

Según el INDEC, el comercio electrónico representa actualmente un 2% del total del comercio minorista. Sin embargo, para Pueyrredón, “la penetración del comercio electrónico va a llegar al 10% a fin de año, y en 2021 se va a llegar al 20% en Argentina y en la región, y en los países desarrollados va a alcanzar el 30%”.

En este marco, el presidente del Ecommerce Institute hizo hincapié en las tiendas de barrio, las cuales “tienen altas chances de subirse a esta transformación porque tienen la posibilidad de desarrollar la venta social a través de herramientas como Whatsapp, las redes sociales. Porque conocen al dueño del local y porque esa persona también conoce a ese cliente. Esto se va a potenciar porque el cuidadano va a ser más solidario y más colaborativo”.

*Fuente: BCR news


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *