Las próximas elecciones de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) definen el futuro de la seccional Capital. Allí transcurre una fuerte interna entre al actual mandatario, Dante Camaño y fuerzas del ultra kirchnerista, Luis Barrionuevo.

Las elecciones en la filiar clave, que se celebrarán el próximo jueves 2 de diciembre, definen el futuro de la conducción. Se plantean, de esta manera, dos universos completamente distintos. Por un lado, Camaño representa un sindicalismo agradable con el empresariado, que pide bajar impuestos; por el otro, las fuerzas de Barrionuevo, cuya única misión es quedarse con las cajas de la seccional Capital, y siguiendo la lógica del viejo sindicalismo K. La lista patrocinada por Barrionuevo, encabezada por Humberto Ballhorts, se presentó un día antes del cierre de listas.

Dante Camaño | “Es una lástima que Barrionuevo se haya extraviado, no sé si es por la edad o por las malas compañías”

La gestión de Camaño en UTHGRA consiguió un superávit de 40 millones de dólares en las cajas del sindicato que se destinarán a obras a futuro y otros proyectos. Sin embargo, la gestión de Barrionuevo, definida por internos como “desprolija y desastrosa” se ve acorralada por los números que no cierran, pero sobre todo por el descontento de los propios trabajadores: Arregló una paritaria irrisoria de 49% para 2022 dividida en 4 aumentos (20% en enero y febrero, un 15% en marzo y abril y un 14% en mayo y junio).

Camaño define a la lista opositora como “un invento” de Barrionuevo y argumenta que “tenemos los mejores balances en la historia del gremio sin conflictos importantes en puerta y, fundamentalmente, es un mal momento para hacer una interna gremial cuando tenemos 2.500 negocios perdidos, cerrados, en la CABA y 25.000 compañeros en la calle”.

Dante Camaño | “Es raro que haya presentado una lista un día antes del cierre, deberíamos haber trabajado todos juntos”

Según se plantea, la operación de Barrionuevo tiene como objetivo apoderarse de las cajas de la seccional capital. Los afiliados mostraron preocupación ya que, la intromisión del kirchnerismo en los capitales del sindicato derivarían en su vaciamiento y el freno de obras y políticas.

También el empresariado mostró inquietud frente a la presentación de esta lista: La filosofía “moyanista” de conducción sindical que implementa Barrionuevo, advierten, podría derivar en bloqueo a plantas proveedoras o aprietes.