El vicejefe de gobierno, Diego Santilli, aseguró que la flexibilización de la cuarentena anunciada por Alberto Férnandez, resulta de «muy difícil control». El presidente había dicho que las personas podrían salir una hora por día en un rango de 500 metros de sus hogares.

En la Ciudad la decisión presidencial no cayó bien. Más allá de que no habrá confrontaciones en público con Nación, en el distrito capitalino consideran que la medida «depende demasiado de la eficacia social» para que controlar los contagios.

De hecho las últimas jornadas no trajeron buenas noticias en el distrito porteño: aumentó el número de casos a tal punto que en la jornada del viernes se registraron más positivos que en la Provincia. También se incrementó la circulación de personas y hasta se observaron algunos embotellamientos en avenidas, algo que no sucedía desde hace varias semanas.

Las principales autoridades porteñas y su mesa de expertos se reunirán este domingo de forma virtual para analizar el decreto y determinar cómo implementar el anuncio de Fernández. El encuentro comenzará a las 12.30 y Horacio Rodríguez Larreta comunicará los detalles este lunes a primera hora. «Lo más probable es que no vaya a haber novedades por unas cuantas horas. No somos la única jurisdicción discutiéndolo», comentaron a La Política Online.

«Epidemiológicamente no es aconsejable generar una medida que depende de la eficacia social para su cumplimiento», reflexionó un importante funcionario capitalino ante la consulta del citado portal. «También es cierto que hay saturación por estar adentro», agregó.

Sin embargo reconoció que la prioridad es frenar los contagios y ese será uno de los puntos claves a la hora de decidir si habilitan las salidas de esparcimiento.

El propio Santilli se mostró sorprendido cuando le preguntaron por las salidas recreativas y aseguró que creía que solamente iban a aplicarse en las ciudades de menos de 500 mil habitantes.

«Somos una ciudad de 4 millones de habitantes al lado de un conurbano de 11», explicó. «Les diría a los padres que no saquen mañana a pasear a sus hijos hasta que analicemos la implementación en la Ciudad», señaló a TN.

Para las grandes ciudades se acordó permitir salidas «recreativas» de una hora como máximo a una distancia máxima de 500 metros. Los niños podrán salir acompañados de sus padres y adultos y adolescentes solos, pero en todos los casos por no más de una hora. En ningún caso se permitirá la realización de ejercicios en el exterior, porque según sostienen los médicos que asesoran al Gobierno, esto favorece la propagación del virus. Fuentes oficiales precisaron que «el permiso de salida de una hora rige en todo el país, inclusive para los grupos de riesgo».

*Fuente: La Política Online


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *