El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, fue trasladado ayer por la tarde a una sala de cuidados intensivos después de haber sido ingresado anoche a un hospital con síntomas persistentes de coronavirus.

Johnson pidió al secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, que lo sustituya en sus función, dijo un vocero del gobierno británico.

Dominic Raab

El primer ministro había sido llevado al hospital St. Thomas de Londres el domingo por los «síntomas persistentes» de covid-19.

Johnson había trabajado desde su casa desde cuando fue diagnosticado el 27 de marzo. La última vez que se le vio en público fue el jueves, aplaudiendo a los trabajadores de la salud desde su residencia en Downing Street.


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *