Finalmente, luego de las fuertes presiones recibidas, Evo Morales decidió renunciar a la presidencia de Bolivia. Lo hizo a través de la lectura de un mensaje. 

BOLIVIA LIBRE | Renunció el dictador Evo Morales

Las Fuerzas Armadas de Bolivia y la Policía Boliviana le habían pedido que renuncie a su cargo para pacificar al país, sumergido en una crisis política y social desde las elecciones generales del pasado 20 de octubre, donde la empresa auditora de las elecciones afirmó hace unos días que el proceso electoral transcurrió «viciado de nulidades».

Resultado de imagen para evo morales

Williams Kaliman (comandante en Jefe), y Yuri Calderón (comandante general de la Policía Boliviana) leyeron por separado sendos comunicados, sugiriendo el primero y pidiendo el segundo la renuncia de Morales, quien hoy convocó a nuevas elecciones para superar las anteriores, cuestionadas por la oposición y la OEA.

Morales había anunciado la convocatoria a nuevas elecciones presidenciales. «He decidido convocar a nuevas elecciones nacionales que mediante el voto permitan al pueblo boliviano elegir democráticamente a sus nuevas autoridades, incorporando a nuevos actores políticos», señaló Morales en conferencia de prensa.

«Estoy renunciando, enviando mi carta de renuncia a la Asamblea Legislativa. Renuncio a mi cargo de presidente para que (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales», expresó.

«Lo peor, quiero que sepan, mi pecado es ser dirigente sindical, es ser indígena, es tal vez, ser cocalero», consideró, y pidió: «Espero que Mesa y Camacho no maltraten, no perjudiquen, no engañen, con mentiras, no utilicen al pueblo con prevendas, nuestro gran deseo es que vuelva la paz social, que sepan que grupos oligárquicos conspiran contra la democracia».

https://youtu.be/1K4bCWXuVwE

«Mesa y Camacho han logrado su objetivo. Que no sigan quemando casas. Que no hagan robar a las familias o incendiar a casas de las familias. Algunos renunciaron solo para preservar a sus familias. Quiero expresar solidaridad con mi hermana, que quemaron su casa por segunda vez. Vayan a quemar mi casa. Por estas cosas estamos renunciando», dijo.

«La lucha sigue. Será una parte más de nuestra vida. Somos pueblo. Estamos dejando una patria liberada. Una Bolivia en proceso de desarrollo. Muchas gracias por acompañarnos. Hemos estado al servicio del pueblo. Venimos de sectores trabajadores. La reducción de la pobreza extrema de 38% a 15% es algo histórico. Vamos a seguir en la construcción de procesos de liberación», añadió Morales.

LOS FESTEJOS EN ARGENTINA

En Argentina, un grupo de ciudadanos bolivianos se concentró en el Obelisco con banderas y un equipo de audio para festejar la renuncia de Evo Morales a la presidencia luego de 13 años de mandato.

Varios oradores vestidos con la bandera boliviana con la consigna «Libertad para Bolivia» dieron largos discursos por parlantes a todo volumen sobre la democracia en su país y celebraban lo que ellos llamaban una «revolución del pueblo». «Queremos una democracia sólida, sin privilegios y elegida legítimamente por el pueblo boliviano», gritaba al micrófono José, un obrero que vino a la Argentina en el 2006 ante el grupo de manifestantes, que entre cada frase coreaba «Bolivia dijo No».

Sobre la situación de su país, José opina que «Evo Morales se ha adueñado del poder y ha violado la constitución en dos ocasiones, siendo que él mismo la ha promulgado». Se refiere a la reforma constitución que realizó Morales durante su primer mandato, en la cual limitaba la presidencia a dos períodos consecutivos. Algo que el propio Morales no respetó cuando se presentó para su tercer período y en las últimas elecciones.

José cree que Morales sometió a su pueblo. «Hubo mucha gente exiliada y perseguida con causa armada», dice. Y agrega que «vino como salvador y ahora se convirtió en verdugo de su pueblo».

El hombre argumenta que el expresidente «no ha gobernado para todos» y que se «ha parcializado». Cuenta que lo votó en las dos primeras gestiones porque «estaban bien y eran constitucionales». Pero aseguró que después en «la tercera comenzó a emborracharse con el poder».

Julia, que vive en Argentina hace dos años, comenta que hubo «un gran fraude también en Argentina porque según la OEA hubo más votos aquí que gente inscripta para votar». En Argentina Evo ganó con un 80% de los votos.

Un grupo de ciudadanos bolivianos se concentró en el Obelisco para celebrar la renuncia de Evo Morales. (Maxi Failla)

Julia también denunció que durante la gestión de Morales «hubo violaciones y matanzas». Y que estaba «muy unido al narcotráfico». Remarcó, por otro lado, «seguimos en vigilia, en alerta porque las Fuerzas Armadas en su momento estaban del lado del partido de Evo Morales». Recalcó que en el primer periodo presidencial, Evo «pudo haber hecho maravillas porque contaba con gran apoyo de todo el país». Pero luego agregó: «Resultó ser todo lo que él criticaba». Y siguió: «No hizo ninguna inversión en salud ni en educación. Nosotros tuvimos en migrar a este país porque en el nuestro no encontramos ni trabajo ni formación».

Carolina Flores, quien reside en Argentina hace 25 años, denuncia que la renuncia «tuvo que llevarse muchas muertes», que «hubo violaciones contra mujeres y represión contra estudiantes». Dijo que «era de esperarse» su renuncia. Sobre el futuro de su país, ella espera que se «haga una transición pacífica y que se llame a unas nuevas elecciones limpias y transparentes».

También se acercó a la manifestación Pablo Durán, que es de Potosí y vive en el país hace 15 años. Reconoce que el gobierno de Evo le dio «identidad al pueblo» pero dice que luego se «transformó que en lo que él mismo criticaba». Opinó que la dimisión es «un paso más a una transición democrática con elecciones legítimas y seguras». Reclama que la decana del Tribunal Supremo de Justicia se haga cargo del gobierno hasta que se convoquen a nuevas elecciones.

«Estábamos esperando esto hace rato. Pero no nos tenemos que confiar porque todo esto puede ser un plan del propio Evo para quedarse en el poder». sostuvo. Y agregó: «Nosotros que queremos a las Fuerzas Armadas gobernando. Queremos un gobierno de civiles y que se convoquen a nuevas elecciones».

Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *