Se trata de Roberto Herrera, quien fue tiroteado por una moto en la que viajaban dos personas, luego de supuestamente amenazarlo.

Según los dichos del letrado, el atacante le habría gritado: «¡Ojo! con lo que vas a hablar de Lázaro Báez!».

Tras el ataque, la moto se detuvo y el acompañante descendió y levantó el casquillo, para no dejar rastros.

El disparo dio en el guardabarro del auto que conducía Herrera, quien viajaba solo. La moto se detuvo e, incluso, el acompañante del atacante descendió y levantó el casquillo, contó una fuente cercana a la investigación a diario La Nación.

En diálogo con el mismo matutino, Herrera confirmó el ataque y atribuyó las amenazas a la defensa de Lázaro Báez en el juicio que lleva adelante el citado tribunal.

Sin embargo, fuentes policiales relativizaron la versión ante la consulta de Tribuna de Periodistas e incluso revelaron que desconfían de su testimonio, al cual calificaron de “errático y contradictorio”.

Uno de los investigadores dijo a dicho portal que es probable que se trate de otro tipo de cuestiones, vinculadas a deudas o estupefacientes. En las próximas horas, el panorama estará más claro.

*Fuente: Periódico Tribuna de Periodistas – Carlos Forte


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *