Antonella Marty es Politóloga, Licenciada en Relaciones Internacionales y tiene un Máster en Políticas Públicas en la Universidad Torcuato Di Tella; es además directora asociada del Center for Latin America en Atlas Network y Directora del Centro de Estudios Americanos en Fundación Libertad. Es conocida por sus diversas apariciones en televisión y por sus libros, donde se dedica a difundir (y defender) las ideas del liberalismo filosófico y económico.

La escritora presentará su libro Capitalismo, un antídoto contra la pobreza en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Rosario el próximo 26 de febrero. La charla fue organizada por alumnos de la institución, puntualmente por las organizaciones Escuela Libertaria y GPS ECONOMICAS UNR, que son quienes conducen el centro de estudiantes de Ciencias Económicas.

Tras esto, diversas autoridades de la UNR repudiaron la presentación del libro por «no coincidir con los principios de la facultad». En el panfleto oficialista Página/12, la «periodista distinguida» de Rosario Sonia Tessa, lanzó una columna titulada -Contra los principios de la UNR | Charla antiderechos anunciada en Ciencias Económicas-, donde expresa el repudio hacia la charla debido a que Marty es «una ferviente detractora del feminismo como puede leerse en su artículo Los verdaderos objetivos del feminismo radical: privilegios y más violencia, de 2017«. Tanto la nota de Tessa y el accionar que intenta limitar la libertad de expresión por parte de algunas autoridades de la UNR fue fuertemente repudiado en las redes sociales.

En ese sentido, Tessa rescata el testimonio de un docente que, para justificar la censura expresa que «Cuando asumió como rector, Franco Bartolacci afirmó que la Universidad pública será feminista. Si quieren traerla, que lo hagan en la Fundación Libertad».

Sonia Tessa

El área de Género de la Facultad de Ciencias Económicas pidió una reunión con la decana Racca. Norma Lanciotti, integrante del Área expresó que «Hay actividades que van en contra de los principios de la Universidad pública, y había un acuerdo de respetar esos principios para autorizar el uso de las instalaciones», dejando bien en claro las intenciones de censura y apriete contra la charla de Marty.

Mientras tanto, la decana de la facultad, Adriana Racca, argumentó que «Los espacios se prestan a todas las agrupaciones. Incluso ellos organizan charlas con gente de distintas orientaciones, porque es un ciclo abierto al debate».

Frente a los deseos de censura por parte de algunos docentes y alumnos de la institución, Racca expresó que «nadie vino a verme. De todas maneras insisto en que no es una actividad de la Facultad ni de la UNR, ni representa nuestro pensamiento. No tenemos nada que ver como institución, lo organiza una agrupación. Incluso, ellos habían puesto que lo organizaba la UNR, y les pedí que bajaran esa difusión».

En la misma Facultad, hubo un antecedente durante marzo del año pasado, cuando la Facultad había autorizado que se presentara el libro Atrapados en el cuerpo equivocado. La ideología de género frente a la ciencia y la filosofía, de Pablo Muñoz Iturrieta, «una publicación transfóbica y antiderechos» expresa Sonia Tessa en Página/12.

Pese a que la facultad dio luz verde a aquel evento, la movilización estudiantil y de otros sectores de la comunidad lograron que no se hiciera en instalaciones de la UNR. «En aquel entonces, aunque la decana consideró que había que dar lugar a todas las voces, se llegó a un acuerdo de no propiciar ni brindar espacio a actividades que fueran contra los principios de la Facultad», recordó Lanciotti.

Otro ejemplo más que demuestra a la perfección la actitud de los sectores peronistas, kirchneristas y de izquierdas frente a otras posturas que no son las que ellos profesan: limitar la libertad de expresión. Otro ejemplo más de fascismo puro y duro.

*Por: Rafael Garduño


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *