Durante el mediodía trascendió un episodio que podría considerarse “LA” noticia del año. Si bien lo es, semejante calificativo no se atribuye por su importancia, sino más bien, por lo polémico en contexto y porque expresa (crudo y sin censura) cómo se mueven los engranajes dentro de la mente política oficialista.

Ocurre que, se viralizó un audio de la diputada ultra K del Frente de Todos, Fernanda Vallejos, realizando todo tipo de ataques verbales al presidente, Alberto Fernández. Los insultos, que se extienden contundentemente en los más de 11 minutos que dura el audio, se dan en un contexto de severa grieta interna en el Gobierno, puntualmente, entre su pata “kirchnerista” y la “albertista”.

“Todos esperábamos que el enfermo de Alberto Fernández, que el ocupa de Alberto Fernández, el lunes a las 8 de la mañana estuviera haciendo una conferencia de prensa en un escritorio con todas las renuncias sobre la mesa”, comenzó diciendo la diputada… podrá imaginar, estimado lector, lo que avecina después. Aunque no es necesario que lo imagine. Si aun no lo hizo, escúchelo completo acá:

https://youtu.be/-2HsNS6Uix0

Una vez viralizado el audio, la diputada argumentó en su cuenta de Twitter: “Me entero que se filtró una conversación privada donde, en el marco de la angustia que a muchos y muchas nos generó el resultado del domingo que dio cuenta del sufrimiento de nuestro pueblo y de que no pudimos satisfacer sus aspiraciones, tuve expresiones realmente impropias”.

“Lamento haber agraviado a compañeros con mis palabras y hago públicas las disculpas del caso. Estoy segura que, en ámbitos PRIVADOS, como humanos que somos, todos hemos tenido exabruptos en nuestras vidas, propios del fragor del momento, de los que hemos tenido que arrepentirnos”, continuó explicando.

La pregunta fundamental es qué tan lejos de la bomba está la mecha. Incluso, muchos dudan sobre las intenciones políticas del audio “filtrado”…