Una serie de pericias a la responsable del sangriento suceso que conmocionó a la localidad de Malvinas Argentinas el pasado 2 de febrero sigue indignando a la población.

Brisa Contreras, la joven de 18 años que mató a su beba de dos años a puñaladas, está desde el momento del crimen internada en un nosocomio de la ciudad de Córdoba. Allí, luego de salir de su estado de shock, comenzaron las pericias psicológicas y psiquiátricas.

En las últimas horas, dichos análisis llevados a cabo por cuatro profesionales, tuvieron derivaron en que la joven es «inimputable». Es decir, «no comprendía sus actos en el momento que asesinó a su pequeña hija».

En diálogo con Mitre Córdoba, la abogada defensora de Contreras, Agustina Muñiz, dijo «en horas de la mañana concluyeron las pericias, los profesionales entendieron que mi defendida no pudo comprender lo que hizo».

El informe será entregado por los peritos a la Justicia en las próximas horas, por lo que se espera que la fiscal a cargo de la investigación mantenga la internación de la joven en el neuropsiquiátrico y que ella sea sobreseída de la causa.


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *