Él le manifestó a Alberto Fernández, la preocupación por las sub-contrataciones de la Central Hidroeléctrica Yacyretá-Apipé (más conocido como Yacyretá), porque está repleta de irregularidades que ponen en riesgo obras de ingeniería civil, en el que el mínimo error puede acarrear desastres naturales.

Inmediatamente el mandatario argentino, pidió informes y resulta que Martín Gerling (accionista de EBY), designado por Mauricio Macri sigue como funcionario en la Central Eléctrica, es quien, habría acordado con el Cajero y Contador Raúl Castaño, del mismísimo Rovira, caudillo de la provincia misionera.

Raúl Castaño, habría acordado con el funcionario macrista encargase de las subcontrataciones de las obras civiles en el territorio, con todas las implicancias que ello tiene.

Este cajero y contador, también habría acordado, tanto con el peronismo como con el macrismo, que «su pollo», Carlos Arce, actual vicegobernador de Misiones debería ser el próximo Gobernador, total, el financiamiento está asegurado.

El enojo de Alberto Fernández, se profundiza, ya que ese mismo Contador también financia a un colaborador cercano a él, quien habría omitido información al respecto.

Es por eso, que mañana el presidente argentino, estaría viajando a la provincia de Misiones a destapar la olla de irregularidades.

Habrá que ver si las lágrimas llegan al río…


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *