Vecinos de El Bolsón que se encontraban en una celebración tradicional enfrentó a integrantes de agrupaciones mapuches que estaban causando destrozos y delitos vandálicos. Al grito de “Viva la patria”, los gauchos lograron liberar las arterias céntricas donde los encapuchados provocaban incendios y atacaban locales comerciales.

Previo al hecho, los terroristas mapuches destrozaron una agencia de quiniela, rompieron cartelería urbana y causaron múltiples focos de incendio en las arterias comerciales. Una mujer, perteneciente a una comunidad mapuche, fue sorprendida cuando preparaba una bomba molotov para arrojarla a un local comercial situado en la zona del conflicto. “Tenía una botella plástica con combustible en el interior y un trapo” indicaron testigos del operativo que frustró el ataque.

“No íbamos a permitir que dañen todo, locales comerciales y espacios públicos que disfrutamos los que vivimos acá y los turistas, por eso intervenimos”, argumentaron los pobladores que detuvieron el vandalismo.

“Hubo demoras de más de cinco horas, kilómetros y kilómetros de autos aguardando poder circular por el lugar”, denunciaron turistas que debieron permanecer en el lugar hasta la madrugada. Criticaron, además, “la ausencia de efectivos de Gendarmería Nacional que no intervinieron para garantizar la circulación de los vehículos. Fue una experiencia angustiante”. Al menos cuatro automovilistas realizaron denuncias tras ser agredidos por los encapuchados que impulsaban el corte de ruta.