Luego de votar, el presidente Alberto Fernández se reunió con el candidato del oficialismo Leandro Santoro a desayunar. Al salir del café de Boedo, además de recibir el apoyo de los militantes, el mandatario también cosechó el repudio de los vecinos.

“Sorete” y “Diablo” puede escucharse en el video emitido por La Nación + a las 11:00 horas. Como la mesa daba a la ventana, Alberto le puso el cuerpo a los comentarios de la gente que pasaba, no todos de apoyo. “Ustedes nos encerraron mientras hacía fiestas en Olivos”, le dijo en la cara una señora que se acercó a la ventana. El rostro del presidente se volvió de piedra y Fabiola forzó una sonrisa.