Después de idas y vueltas y de arduas conversaciones, el vicegobernador y presidente de la Legislatura, Ricardo Sastre, logró convencer al secretario general de la Asociación Provincial de Empleados Legislativos, Angel Sierra, de que habilite un mínimo de trabajadores para poder sesionar.

El acuerdo fue que el gremio ponía a disposición los taquígrafos, aunque solo por 10 minutos, tiempo que permitía aprobar el convenio del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, pero impedía que los diputados expresen libremente las consideraciones sobre el proyecto que autorizaba la llegada de $5.000 millones, de los cuales la mitad ingresará en las próximas horas y el 50% restante en el mes de julio.

El convenio fue aprobado por unanimidad, permitiendo que el Gobierno provincial disponga ayer de $2.500 millones para abonar los sueldos de marzo de los empleados que perciben más de $150.000 y los salarios del primer y segundo rango correspondiente a abril.

LUZ VERDE PARA LOS MUNICIPIOS

El acuerdo aprobado el martes en la sesión de Legislatura también significó un «respiro» para los intendentes, que se repartirán una caja de $350 millones para derramarlos exclusivamente en el pago de sueldos.

El ranking de la distribución lo encabeza Comodoro Rivadavia, que se quedará con el 30% del total: Embolsará poco más de $106,5 millones. Lo sigue Trelew con $59,9 millones y cierra el podio Puerto Madryn con $44,7 millones. Más atrás quedó Esquel con $21 millones y Rawson con $18,8 millones. Las comunas rurales se repartirán $10 millones, por lo que cada uno de los presidentes comunales embolsará $500.000.

Chubut en crisis fiscal

Con esta aprobación, varios intendentes motorizaron en las últimas horas la convocatoria a sesiones en los concejos deliberantes, con la finalidad de adherir al convenio.

Como anticipó EL CHUBUT, los municipios también harán la devolución de estos préstamos. Será bajo las mismas condiciones que el Gobierno provincial: En 36 cuotas a partir de enero de 2021 y con una tasa del 0,10%.

Chubut en crisis fiscal

En relación con la iniciativa aprobada de manera unánime por la cual Nación le enviará a Chubut $5.000 millones en dos desembolsos en junio y julio, el presidente del bloque Juntos por el Cambio, Manuel Pagliaroni, precisó: «El Gobierno provincial no tenía la obligación de hacerlo, y lo reconocemos, ha propuesto que $350 millones vayan a los municipios y que las 20 comunas rurales reciban, cada una, 500.000 pesos».

«Nos parece que es correcto que se haya distribuido de manera equitativa, siguiendo el índice de coparticipación que a cada una le corresponde, para no caer en lo sucedido hace poco, cuando municipios muy chicos recibieron mucha plata y municipios importantes, como Rawson, recibieron monedas. Creemos que en este caso fue más criteriosa la distribución y la hemos avalado», afirmó Pagliaroni.

SESIÓN PARALIZADA

En la sesión de ayer ocurrió un hecho llamativo y preocupante. El diputado Carlos Gómez de Chubut al Frente estaba hablando en el recinto, y como los «10 minutos» que había autorizado la APEL para la sesión se consumieron, el taquígrafo se retiró y tuvieron que solicitar un cuarto intermedio para que el gremio habilite nuevamente al empleado para que retorne a la sala.

Chubut en crisis fiscal
Carlos Gómez

«Acompañamos el proyecto que permite cancelar salarios de los trabajadores en una sesión en donde no nos permitieron el uso de la palabra. Nos sobran deudas. Nos falta democracia», cuestionó duramente la diputada radical Andrea Aguilera.

Chubut en crisis fiscal
Andrea Aguilera

Otro de los inconvenientes fue la baja temperatura dentro del recinto, producto de que en el primer piso no había luz y el sistema de calefacción es por caldera.

MEISZNER CON EL PIE IZQUIERDO

Andrés Meiszner desembarcó en la secretaría General de Gobierno con el objetivo de convertirse en un nexo entre el Ejecutivo y los diputados. El lunes, un día antes de la sesión, se reunió con el sindicalista de la Apel, Angel Sierra, donde recibió la inquietud del gremialista para que los empleados legislativos sean considerados «esenciales» o, al menos, tengan prioridad para cobrar los sueldos del mes de abril.

Ese mismo lunes, Meiszner le habría hecho un guiño a esa propuesta, pero a las pocas horas avisó que era de imposible cumplimiento. Cabe recordar, que por una situación similar, el ministro de Economía, Oscar Antonena, afronta una causa judicial.

Uno de los problemas que ya generó rispideces es que Meiszner nunca comunicó a Sastre sobre esta reunión, como así tampoco de una reunión al día siguiente con todos los presidentes de bloque, menos el del interbloque de Chubut al Frente. Finalmente esa reunión no se concretó ayer y fue desactivada por el propio vicegobernador.

Chubut en crisis fiscal
Andrés Meiszner

Como anticipó el citado medio en exclusiva en su edición impresa, Meiszner motorizó con algunos diputados un proyecto de ley para que los fondos que llegan a la Legislatura por goteo puedan ser utilizados para el pago de sueldos de abril, y de esta forma, responder en parte al pedido del gremio.

Sin embargo, un diputado de la oposición que se mostró de acuerdo con la idea de usar partidas de la Legislatura destinada para el pago de proveedores, viáticos y otros servicios, dijo que la iniciativa «será presentada», aunque aclaró que «quedó prácticamente descartada» porque no cuenta con el acompañamiento del interbloque y del PJ, que entre ambos reúnen 17 votos.

Esta jugada de Meiszner no cayó bien en Legislatura. «Si quiere convertirse en el nexo entre ambos poderes, empezó con el pie izquierdo», dijo un miembro de la Legislatura al diario.

*Fuente: EL CHUBUT


SUSCRIBITE A DATA24.COM.AR

Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *