En un intento de revertir los resultados de las elecciones que ya están perdidas, el Gobierno acelera el anuncio del paquete de anuncios económicos para los próximos días. Para eso pondrá en la calle al menos, $1.700 millones por día hasta el 14 de noviembre, día de las votaciones.

Ya que el conjunto de medidas todavía está siendo elaborado y será anunciado a lo largo de los próximos días, no hay un número concreto, pero según estimaciones de mercado, el costo fiscal tendría un piso de $85.000 millones y se extendería hasta los $200.000 millones.

Desde el Ministerio de Economía, pese a no saber cuál será el costo para las arcas públicas del conjunto de medidas que se empezaron a anunciar desde la semana pasada, descartaron que tenga un impacto significativo en el estado de las cuentas fiscales.

Ricardo Delgado, director de Analytica, señaló que, en caso de que se cumpla con una de las estimaciones del mercado que habla de entre $150.000 y $160.000 millones, “en comparación con el casi billón de pesos de gasto mensual que habrá de acá a fin de año, es prácticamente nada, aunque es importante marcar que todavía no tenemos la real dimensión” de la magnitud final que tendrá ese paquete que elabora el Gobierno.

“No va a ser un cambio sustancial en materia de gasto. Pero sí vemos que la ejecución presupuestaria viene bastante demorada a esta altura del año, unos 6 o 7 puntos porcentuales. La duda es si este es un Gobierno que está gastando menos de lo que la curva de ejecución marca que debería están gastando, si va a ser capaz además de inyectar este dinero extra de acá al 14 de noviembre”, apuntó.

La consultora Orlando J. Ferreres estimaba que las medidas que deberá financiar el Ministerio de Economía rondaría los 0,2% del Producto Bruto Interno, lo que implicaría un gasto aproximado de $85.000 millones.

Por su parte, la consultora Equilibra había proyectado hace unos días que el plan que llevaría adelante el Gobierno equivaldría a al menos medio punto, es decir, más de $200.000 millones. En ese caso, la inyección diaria de dinero en la economía sería de unos $4.100 millones en los 48 días que faltan hasta las elecciones de noviembre.

La primer medida tomada para intentar conseguir más votos fue el aumento adicional para el salario mínimo, vital y móvil. Luego se sumó un proyecto de ley de amnistía y moratoria fiscal, una ampliación del alcance del programa PreViaje para jubilados, la exención del pago de Ganancias para algunas inversiones en pesos, un plan para formalizar a empleadas de casas particulares y el programa Mi Pieza. 

Una medida que no tiene impacto directo en el electorado pero sí en términos macroeconómicos fue la anticipación por parte del Ministerio de Economía de que desde el año próximo ninguna empresa exportadora de servicios pagará retenciones.

En los próximos días se esperan otras medidas que incluirían un bono para jubilados, una asistencia extraordinaria para cerca de 3 millones de personas desempleadas o con empleos en negro, un decreto para establecer jubilaciones anticipadas para personas con aportes desde los 55 años, programas de empalme entre planes sociales y empleo, e incluso alguna medida para flexibilizar el cepo a las exportaciones de carne.