La decisión es en respuesta generada ante la preocupación que manifestó el sector comercial local. De esa manera, dispusieron que los locales pueden trabajar bajo retiro de la mercadería, aunque no pueden dejar ingresar al público.

“La Municipalidad de Capilla del Monte informa a los comerciantes y vecinos, que autoriza la apertura de los comercios denominados NO ESENCIALES”, informaron desde las redes oficiales.

La medida rige desde este lunes y bajo la siguiente modalidad: de 6 a 18, al igual que el comercio de cercanía. Aunque, solo pueden hacerlo con entrega en la puerta y sin permitir el acceso al público.

“Habilitamos que puedan trabajar a puertas cerradas sin abrir negocios, porque recibimos inquietudes durante el fin de semana y lo entendimos” señaló el intendente, Fabricio Díaz.

“Allí existe una restricción para los no esenciales para que no abran al público, entonces planteamos que trabajen a puertas cerradas”, agregó.