La semana pasada y tras 44 días de estar en funcionamiento, la empresa Teknor decidió cerrar de manera definitiva una planta que fabricaba calzado para la marca Pampero en la localidad de Sanagasta, en La Rioja.

Desde el sindicato Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado señalaron que, la decisión de finalizar de manera definitiva su proyecto productivo donde trabajaban 27 empleados, se tomó luego de que se iniciara un conflicto por el despido de uno de ellos. Por esto, decidieron rescindir el contrato y cerrar.

“Los trabajadores hicieron paro y denunciaron maltrato laboral, despidos e incumplimiento de sueldos, porcentajes y quincenas prometidas”, expresó Luis Flores, secretario de Gobierno de Sanagasta.

La instalación de Teknor-Pampero en la localidad había sido impulsada a través de un convenio entre el Gobierno riojano y el municipio, que le había cedido a la empresa las instalaciones en comodato por 40 años, y el propio gobernador, Ricardo Quintela, había anunciado la puesta en marcha de la planta.

La empresa inició su producción en esa fábrica que había pertenecido a la marca Puma y que luego continuó trabajando a través de una cooperativa “Unidos por la Lucha”, formada por los trabajadores en 2017. La firma textil había contratado en relación de dependencia a los 27 integrantes de la cooperativa

El intendente de Sanagasta, Federico Sbíroli, se comprometió a buscar un nuevo inversor para poner nuevamente en funcionamiento a la fábrica.

-Especial para Data24.com.ar-