El ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, decidió entre gallos y medianoches lanzar una polémica licitación que pareciera tener la intención de pagar por un servicio que cualquier ciudadano puede disfrutar de forma gratuita.

En efecto, desde la dirección General de Administración Financiera del organismo, se lanzó el proceso 83-0047-CDI21, a través del cual se procederá a la contratación de licencias de uso de la plataforma de videoconferencia Zoom, por un plazo de doce meses.

La compulsa, además de pagar por un producto que se ofrece gratuito en las plataformas digitales, llega notablemente a destiempo. A pesar de que la crisis más agobiante de la pandemia por coronavirus va llegando a su fin y las reuniones en persona ya son moneda corriente, Bauer pareciera llegar con varios meses de atraso en su contratación.

Por el servicio se contrató a la empresa Centurylink Argentina SA por un total de 568.377 pesos. El servicio se mantendrá por un período de doce meses con opción a prórroga, y será destinado a las actividades desarrolladas por las unidades operativas de la secretaría de Gestión Cultural, dependientes del propio Tristán Bauer.

*Fuente: REALPOLITIK