El paro fue enunciado por la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH), nucleada dentro de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (FeSProSa). En esa línea, convocaron a una concentración a realizarse el miércoles 9 desde las 10.00 horas en el Hospital Pediátrico de Resistencia.

«Este nuevo paro se da en el marco del plan de lucha que estamos llevando adelante ante los reiterados incumplimientos del gobierno provincial a los acuerdos alcanzados en la mesa de negociación, referido a los aumentos de las escalas de bonificaciones de salud pública, como también por el rechazo al decreto 1209/21, el pedido de inmediato pase a planta de los compañeros precarizados, y un pliego de innumerables reclamos ante problemáticas que aún no tienen respuesta», señalaron desde citado organismo.

La relación entre el gobierno de Jorge Capitanich y los trabajadores de Salud se encuentra en estado crítico. El conflicto se agravó especialmente durante este mes tras la publicación del decreto 1209/21, el cual «se trata de un incremento selectivo y limitado que sirve menos de estímulo y mucho más genera tensiones, enojo y repudio de amplios sectores de trabajadores, minando la labor del equipo de salud».

Los trabajadores de Salud fueron lapidarios: «El gobierno provincial expresa en sus acciones u omisiones un doloroso desprecio por nuestro trabajo y nuestra dignidad». Mientras tanto, señalaron que mencionado decreto «evidencia una gran falta de previsión y de visión por parte del Gobierno».

«HAY UN DESINTERÉS Y UN DESPRECIO HACIA LOS TRABAJADORES»

«Esto es un hito más en el conflicto que venimos teniendo, que surge a fin de marzo, principios de abril», señaló el Secretario General de APTASCH, Ricardo Matzkin, en diálogo con Data24.com.ar. El Doctor explicó que el conflicto es de índole laboral: «Tenemos 3.000 trabajadores en situación de precariedad con sueldos de miseria y no hay ninguna respuesta o voluntad del Gobierno en solucionar esa situación», agregó.

«Veníamos viendo incumplimiento en lo acordado a fines de marzo, y ya hace un par de semanas, esta ya es a tercer semana con medida de fuerza. Hasta ahora (a pesar de las reiteradas protestas) no tuvimos ninguna respuesta ni se abrió ningún canal de diálogo», respondió Matzkin.

En ese sentido, argumentó que «lo que mas genera disconformidad y rechazo es que el mismo Gobernador (Jorge Capitanich), a principios de abril planteó en una conferencia de prensa, una serie de mejoras sectoriales para los trabajadores. Y que de esos anuncios, que parte eran los que acordamos en la mesa de negociación, uno a uno van quedando en la nada».

«La verdad es que sí (nos sentimos ninguneados)», señaló el Secretario General de APTASCH, y agregó que «este tipo de acciones del Gobierno (…) muestran como un desinterés y un desprecio hacia los trabajadores del Gobierno». Frente a los bajos sueldos, señaló que muchos de los trabajadores se mantienen cobrando sueldos que rozan la el mínimo.

Además, el dirigente gremial hizo hincapié en que debe protegerse a los trabajadores de salud que tenían licencia por factores de riesgo. «Salió una resolución nacional pero fue dejada de lado por un DNU».