El expresidente Eduardo Duhalde refutó la candidatura de Máximo Kirchner para presidir el Partido Justicialista bonaerense, al denunciar ante la Junta Electoral partidaria que no cumple la condición de tener dos años de antigüedad como afiliado al peronismo de la provincia de Buenos Aires. Incluyó a otros once integrantes de la lista que encabeza el jefe de La Cámpora, como Andrés “Cuervo” Larroque, Vanesa Siley, Mariel Fernández, Liliana Schwindt y Walter Correa.

Larroque, según el planteo del expresidente Duhalde, se afilió el 3 de marzo de este año. El ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires es candidato a consejero del partido por la octava sección electoral (La Plata). Otras afiliaciones cuestionadas por Duhalde en su presentación son las de Siley (diputada y candidata a consejera por la rama sindical), Schwindt (diputada y postulante a consejera por la rama femenina), Fernández (intendenta de Moreno y candidata a consejera por la primera sección electoral) y Walter Correa (gremialista, diputado y candidato a consejero en el tramo sindical de la nómina). En estos casos, según Duhalde, los candidatos ni siquiera son afiliados al PJ bonaerense.

La lista del PJ bonaerense que conduce Máximo Kirchner se aprobó el martes de la semana pasada y reunió a La Cámpora, los intendentes peronistas, sindicalistas y legisladores. El jefe de La Cámpora llegaría a la presidencia partidaria el 2 de mayo, fecha que las autoridades del partido instituyeron para adelantar los comicios. Los mandatos de Gustavo Menéndez (presidente), y Fernando Gray (vicepresidente del PJ bonaerense), terminan el 17 de diciembre de este año pero, en una reunión virtual, el PJ resolvió adelantar las elecciones internas.

El llamado a elecciones adelantadas fue judicializado por Gray, que pidió a la Justicia Electoral frenar el proceso por creer que la convocatoria a la reunión virtual fue antirreglamentaria. El intendente de Esteban Echeverría recibió reveses del juez Alejo Ramos Padilla y de la Cámara Nacional Electoral, pero mantiene sus intenciones de llegar hasta la Corte Suprema con su reclamo.