Con llamativas faltas de ortografía y gramática, el Teatro Nacional Cervantes, que depende y es financiado por el gobierno nacional, lanzó el proceso de compra 17-0041-CDI21. Se trata de una contratación directa con la empresa Industrias Atlantis SA, para el reemplazo de una alfombra.

El gobierno nacional quedó en la mira de numerosas acusaciones luego de que, en plena crisis económica, se embarcara en un multimillonario gasto para la compra de penes de madera pulida. Pocos días después, absorto a las críticas, aprobó la compra de una alfombra de tan sólo 18 metros cuadrados por un valor total de 430.800 pesos.

La misma estará destinada, acorde a la letra del pliego, al palco presidencial que rara vez ocupará el presidente Alberto Fernández, y al foyer del mismo. Será en el marco de la puesta en valor de la sala María Guerrero. De acuerdo al documento, “para la puesta en valor del palco presidencial es necesario el cambio de la alfombra del mismo y del antepalco, por otro lado, para la correcta conservación del foyer es necesaria la colocación de una alfombra”.

Escrito con numerosas fallas de ortografía, alarmantes teniendo en cuenta que se trata de un organismo que es un símbolo de la cultura teatral argentina, el pliego especifica que la alfombra tendrá 18 metros cuadrados, confeccionada en pelo cortado 100 por ciento hilado de ántron, será de color rojo y tendrá un peso aproximado de 2.3 kilos por metro cuadrado. Además, se deberá retirar antes la alfombra existente.

*Fuente: REALPOLITIK