La justicia santacruceña ha tomado una decisión sin precedentes e ilegal, un fallo en el que se le prohíbe a todos los medios de la provincia publicar o difundir cualquier información referida al acusado o a la víctima en el marco del vicegobernador, es decir, completa y total censura periodística.

La escandalosa resolución judicial fue tomada por la doctora María Florencia Olivera a cargo de la Secretaría de Violencia Doméstica del juzgado en el cual subroga la doctora Rosa Elene González, quien prohíbe «toda publicidad, divulgación y/o difusión de las circunstancias de hecho” de la causa. Lo curioso es que al leer el oficio se puede notar que la justicia omitió, por error o a propósito, referirse a la causa que prohíbe a los medios locales comentar, lo cual dificulta su cumplimiento.

Sobre el vicegobernador pesa una denuncia penal vinculada a su ámbito familiar, tiene dictada una “Exclusión de Hogar”, medida judicial que le fue aplicada por el Juzgado provincial de Familia de Caleta Oliva, en plena función como Vicegobernador.

Como consecuencia de esta medida judicial aplicada al presidente de la Cámara de Diputados los abuelos maternos de los 4 menores que tiene Quiroga, producto de su matrimonio con su esposa ya fallecida, se mudaron desde Córdoba a Caleta Olivia, para hacerse cargo del cuidado de los menores, en virtud de la medida restrictiva impuesta por la justicia al actual vicegobernador. El Juzgado del Menor y la Familia funciona, casualmente con la Oficina de la Niñez, la cual está dentro de la órbita administrativa del Intendente Fernando Cotillo, amigo personal de Quiroga.

La denuncia fue presentada por una persona cercana a la familia, la misma se encuentra radicada en el Juzgado de Instrucción Nro. 1 de Caleta Olivia, a cargo del juez Marcos Pérez Soruco y que la presunta víctima de violación sería la hija menor transgénero del vicegobernador, quien además es padre de tres hijos más. Fuentes oficiales aseguraron que la Legislatura aceptará el pedido de licencia y asumirá temporariamente en el cargo la vicepresidenta primera de ese cuerpo, la diputada y ex concejal por Río Turbio Karina Nieto.

Los santacruceños no confían en la Justicia, por ende, tampoco confían en el Estado. Y esto es extremadamente peligroso, ya que la confianza de los ciudadanos es la piedra angular de todo gobernante democrático, democracia que cada vez se vive menos en la provincia de los Kirchner.

– Especial para Data24.com.ar –


https://www.myfav.es/data24comar