El Concejal de Juntos por el Cambio, Charly Cardozo, expuso en conferencia de prensa su propuesta para exigir una contraprestación laboral y capacitaciones obligatorias a todo aquel que cobre un plan social en la ciudad.

“El asistencialismo eterno somete a las personas. El único camino de progreso real y digno es el trabajo”, sostuvo Cardozo y explicó: “le pedimos al municipio que se encargue de exigir tareas laborales y capacitar a todo aquel que cobre un plan social en Rosario y así, devolverle a nuestros jóvenes el significado de ganarse el mango a partir del esfuerzo propio”.

Al respecto el edil manifestó: “mediante una serie de convenios con Nación, la municipalidad podría encargarse de designar tareas, capacitar, articular con el sector privado y hasta efectuar las bajas de los planes por incumplimientos o finalización del programa”.

“Vemos a diario como se pierde la voluntad de ingresar al mercado laboral en generaciones enteras y nadie hace nada. Con Charly asumimos el compromiso de recuperar esta ciudad y para eso necesitamos encender de nuevo el fuego interior en nuestros jóvenes. Que comprendan el significado del esfuerzo personal y que, claro, el Estado le brinde oportunidades para ello”, añadió Renata Ghilotti.

De avanzar el proyecto de Charly Cardozo y Renata Ghilotti, todos los rosarinos mayores de 18 años con apto físico aprobado y que reciban algún beneficio social por parte del estado, estarán obligados a:

1- Trabajar una cierta cantidad de horas mensuales acordes a la remuneración recibida y en tareas a designar por la municipalidad.

2- Asistir a las capacitaciones coordinadas entre municipio y el sector privado a los fines de mejorar sus posibilidades de encontrar empleo.

3- Participar en hasta 3 entrevistas laborales en el ámbito privado según desempeño y criterios de búsqueda. Previo registro de industrias, empresas y comercios adherentes.

4- En el caso de concretarse la oportunidad en el ámbito privado, se continuará con la entrega de beneficios sociales por un lapso de hasta 6 meses con el objetivo de reducir la carga laboral sobre el empleador e incentivar la adhesión privada al registro.

5- Finalización total del plan social a los 18 meses por reinserción laboral o bien por incumplimientos varios en los pasos del programa.

“Con esta medida no solo se educa sino que además le permitirá al municipio ahorrar dinero a partir de la asignación de tareas como por ejemplo el cuidado y mantenimiento de parques y plazas. Dinero, que a fin de cuentas, es de todos los rosarinos” finalizó Cardozo.