Durante el regreso del flamante operador K, Tomás Méndez, a la televisión, desde la pantalla de Crónica, el actor perteneciente al mismo dogma, Raúl Rizzo, vomitó de los más variados exabruptos políticos. Después de arremeter a Estados Unidos, al capitalismo y al Gobierno macrista, Rizzo le pidió al Gobierno de Alberto y Cristina Fernández una “revolución armada” contra “los poderes reales” que “no están en el Gobierno”, aclaró, sino en “los medios concentrados de comunicación que le lavan el cerebro a la gente”.

https://youtu.be/AtX9P61TmvI

Además, el militante arremetió contra el economista y precandidato a diputado, Javier Milei, al cual tildó de “meros porteros de lujo (…) responde a un discurso que está arriba de ellos, es empleado de la Embajada”. Los dichos de Rizzo tuvieron repercusión en las redes y terminaron en Comodoro Py. El abogado Santiago Dupuy de Lome lo denunció por apología del delito y la causa recayó en el juzgado federal 5.