Sin embargo, desde Desarrollo Social comunicaron que no había lugar para hospedarlo. El pasado jueves, finalmente, fue encontrado sin vida.

Tirado en el suelo, con las piernas escuálidas y una manta que lo cubría, apareció muerto un indigente en Quilmes, en la calle Rodolfo López y casi Martín Rodríguez. Recostado sobre la entrada de un portón, al lado de una estación de servicio YPF, fue a retirarlo el SAME local tras la llamada telefónica de un vecino.

No obstante, cuando el anciano vivía, no fue asistido luego de un llamado a Defensa Civil. En esa ocasión, desde Desarrollo Social dijeron que “no tenían más lugar” en los refugios destinados para las personas en situación de calle, según informó una fuente local.

Tristemente, el indigente siguió en la calle abandonado por la policía y el municipio que conduce Mayra Mendoza hasta que terminó falleciendo, probablemente entre el frío y el hambre que no pudo resistir. Otra mancha más para la dirigente del Frente de Todos que, preocupada por aislar a las personas contagiadas con COVID-19 en infraestructuras deficientes, se olvidó de los que no tienen ni siquiera techo.

*Fuente: REALPOLITIK


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *