Manifestantes autoconvocados llevan adelante un cacerolazo en frente a la Quinta de Olivos en protesta por la suspensión de las clases presenciales durante las próximas dos semanas. Anoche ya se habían agrupado frente a la residencia presidencial, apenas finalizó el anuncio del presidente anunciando las nuevas restricciones.

Asimismo, este mediodía también se habían manifestado los emprendedores y empleados gastronómicos, que verán afectado su horario a partir de este viernes. Sucede que, según la nueva normativa que comunicó el Presidente, todas las actividades comerciales deberán cerrar a las 20 y los bares y restaurantes sólo podrán funcionar desde las 19 mediante la modalidad de reparto a domicilio y take away.


https://www.myfav.es/data24comar