El ministro de Educación, Nicolás Trotta, sostuvo que se volverá a clases cuando el comité de expertos «diga que no tendrá ningún impacto» sobre el principal objetivo, que es controlar la propagación del coronavirus.

«Apenas el comité experto que acompaña al presidente nos diga que volver a las clases no va a tener ningún impacto, vamos a volver a las clases, todavía no sabemos cuándo va a ser ese día», informó Trotta en declaraciones a CNN radio.

Si bien el período de cuarentena que amplió el presidente la semana pasada en principio se fijó hasta el próximo 12 de abril, desde distintas áreas gubernamentales aclararon que la salida del período de cuarentena será gradual. En ese sentido, Trotta reconoció que se evalúa habilitar algunas actividades económicas, sobre todo en zonas rurales y provincias en las que no hay aún ningún caso positivo ni sospechoso de Covid-19.

«Es una alternativa que la ruralidad regrese en algunos sectores de nuestro país, donde no hay casos positivos ni siquiera sospechosos», expresó el funcionario.

Es que, «además del componente epidemiológico debe existir la tranquilidad de las familias» para que los chicos vuelvan a los colegios, estas «son dos cuestiones básicas que deben existir al momento de tomar la decisión de volver a clases», remarcó el funcionario. «Para nosotros no fue una decisión sencilla, ni para nosotros ni para el sistema de educación en general. Hemos estado hablando con la ministra de Educación de España; esta semana tenemos una conferencia con el Ministro de Francia y el de Italia para ver qué medidas llevamos adelante cada uno de los países», detalló.

Consultado sobre el posible corrimiento del calendario escolar y la suspensión o adelantamiento de las vacaciones de invierno, medida que tomó por ejemplo Chile, el ministro de Educación enfatizó que para tomar esas decisiones habría que tener certezas que hoy no se tienen.

«Aún no tenemos la certeza de cuándo vamos a poder volver a clases, no es lo mismo si volvemos en dos semanas que en un mes y medio», dijo Trotta. En ese sentido, aclaró que se está trabajando «en el día después» a la cuarentena para ver «cómo acreditamos haberes y cómo proyectamos el calendario escolar para el año».

«Cuando uno analiza si puede haber corrimientos de vacaciones de invierno como de verano, también hay que ser conscientes que a la distancia los alumnos, las familias y los docentes están con mucha presión. Entonces, al momento de tomar la decisión de modificar el calendario escolar vamos a tener que analizar también darle respiro a la familia», sostuvo el titular de la cartera de Educación. «Tenemos que tener un respiro como sociedad. Si perdemos estos días, perdemos el 2 o 3 por ciento de la vida escolar de un chico», aclaró.