Mendoza desatendió el último DNU dictado por el Gobierno Nacional, mientras que el Ejecutivo local dispuso la suspensión de las reuniones sociales pero levantará la restricción de circulación a sus ciudadanos.  

“Vamos a mantener la presencialidad en las escuelas”, aseguró Suarez en un duro discurso durante la 181 apertura de las sesiones ordinarias en la Legislatura provincial. Asimismo, en su segunda exposición ante la Asamblea Legislativa, el gobernante mendocino se refirió a los alcances del nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia anunciado por Nación. Afirmando que el DNU establece nuevas variables y categorías que “cambian la vida de las personas de un día para el otro”, al tiempo que expresó que se “trastocaron” los índices. Asegurando que “El presidente habló de categorías en las que ciertos departamentos de la provincia han sido incluidos y encontramos muchos temas que hay que estudiar en lo sustancial y lo formal”, dijo.

“Vemos en este decreto que se han cambiado. En algunos lugares es de 150, en otros es de 250, y en otros, de 500. Si no hacemos tests o no se cargan los resultados, como muchas provincias que no cargan, el número cambia y eso es relativo. Y las medidas que tenemos que tomar tienen que ser efectivas”, expuso el jefe del Ejecutivo local.