*Por: Karin Leiva

Reabrirán sus puertas el Casino Flotante, ubicado en Puerto Madero, y el Hipódromo de Palermo, dos casinos importantes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Se terminó de tomar la decisión de la reapertura este fin de semana luego de una negociación entre Martín García Santillán, titular de la Lotería de Buenos Aires, y Fernán Quirós, ministro de Salud de la Ciudad.

Según lo pactado, las salas de juego van a poder operar en un 30% de su capacidad y serán desalojadas cada dos horas para sanitizar el lugar y renovar el aire. Asimismo, los jugadores deberán firmar una declaración jurada al ingresar en la que certifiquen que no están infectados con COVID-19.

Otras de las medidas son que los jugadores pasarán por alfombras sanitizantes y deberán usar barbijo de manera obligatoria y no se permitirá el ingreso de personas que no vayan a jugar. Respecto a juegos como la ruleta y el black jack, los jugadores estarán separados del crupier con un acrílico.

Con el anuncio de estas aperturas, sumadas a las de los shoppings, cervecerías y restaurantes, gran parte de la sociedad se indignó, ya que resulta impensable que estemos a un mes del cierre del ciclo lectivo 2020 y los chicos no hayan podido pisar un salón de clases siendo la población con menor porcentaje de contagios.

Aunque la Ciudad tiene intenciones de avanzar con la vuelta a clases desde septiembre y ya le elevó tres propuestas al ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, todas fueron desestimadas. Recién en octubre se llegó a un acuerdo para empezar con actividades presenciales recreativas y de reencuentro en espacios abiertos, pero no habilitan aún la vuelta a clases de manera completa.

– Especial para Data24.com.ar –