El abogado entrerriano José Raúl Velázquez, luego de publicar una columna de opinión en el sitio «Entre Ríos Ahora» -ver captura- quedó completamente expuesto. Y terminó mostrando, sin querer, quiénes son y cómo se mueven los operadores del peronismo.

La columna de Velázquez en el sitio entrerriano

Públicamente, este polémico personaje, se presenta como un «abogado progresista, hombre sensible y defensor de la ley». Pero al mismo tiempo, entre sus «blasones» se destaca haber defendido al consorcio de empresarios neuquinos (un complejo litigio por tierras contra los mapuches). En su clientela también podemos encontrar: empresarios formoseños, salteños y santacruceños (involucrados en problemas de lavado de dinero). Otro que aparece es el «rey de la efedrina», el ex alcalde de Cancún: Gregorio Sánchez… ¡Hasta el conocido Lázaro Báez!
Una larga lista de clientes. Desde empresario, narcotraficantes y políticos sospechados de corrupción, en todo el país.

Sus colegas lo describen como un profesional que cultiva un perfil muy bajo. Con relaciones poco claras y estrechos lazos con agentes de la AFIP, la UIF, Cancillería y el Senado de la Nación. Los que lo conocen, destacan que se distingue por la «elegante» de manera de vestir, reconocen que le gusta la buena bebida y fumar cigarros caros. Hay quienes señalan que pertenece a una nueva camada de abogados más preocupado por la estética que por el estudio del derecho.

Velázquez, en un Juicio de Báez

Pero principalmente se destacan sus contactos con operadores de Comodoro Py. Este sería el “valor” que lo llevó a integrar los “equipos” que defienden a los principales imputados por la corrupción con la obra pública kirchnerista.

Otras de las “perlitas” que le endosaron al joven operador tienen que ver con la designación de su esposa como jueza de familia interina. Fuentes consultadas, señalaron que la abogada dio sólidos fundamentos para ocupar el cargo, resaltaron que la “relación” con Velázquez le ha traído más dolores de cabeza que satisfacciones. Lo que se dice, es un “lastre”.

Dueño de varias empresas que nadie sabe cómo hizo (ya que no proviene de una familia adinerada) y poseedor de una frondosa agenda, este abogado de dudosa ética, se viste de progresista y te cobra como el mejor de los conservadores.

Sus opiniones generaron mucho desagrado entre sus colegas, al punto que no pocos cuestionaron que «tiene la caradurez de indicar la innecesaridad de la discusión. Y sin tomar postura, indicar el camino correcto, cuando es obvio que no le interesa… porque lo único que le importa es la plata».

El polémico abogado entrerriano, defendiendo al hijo de Lázaro Báez

Otro de los cuestionamientos que recibió por sus “cínicas” manifestaciones públicas, al declarar: «en este momento, al gobierno nacional le fue tan mal con la liberación de todos los presos… ¡y todos los que les quedan!. Hicieron un primer ensayo para salir. Digamos, una prueba piloto».

Resulta que ahora, todos los delincuentes son así, por culpa de la marginalidad. Ante esto, a Velázquez no se le ocurrió otra propuesta que no sea «rever la política de deportes y educación». Lo que se dice es que es “un genio” en los sectores de la mesa chica del oficialismo.

Hay quienes aseguran que este joven abogado piensa dar el salto a la política. Por eso se «expuso» con la nota que escribió para el sitio web «Entre Ríos Ahora» y que inició esta investigación.

Hacer los deberes es lo que más le gusta hacer a Velázquez. Y no se priva de tener a «los mejores maestros», con una interesante agenda para ingresar a la arena política…


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *