El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, presentó esta semana los principales lineamientos del Presupuesto Quinquenal para su país, y entre las explicaciones que dio con respecto al mismo, aseguró que no habrá suba de impuestos.

El uruguayo aclaró que no van a meter la mano en los bolsillos a la gente, al tiempo que asumió otro gran compromiso durante su gestión, y es que habrá una rebaja del déficit fiscal y de la inflación.

Por su parte, la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, sostuvo que para este año se espera un déficit fiscal de 6,5% y una caída del PBI de 3,5%, mientras que para el año que viene el rojo de las cuentas públicas bajaría a 4,1% y desde allí paulatinamente hasta el 2,5% al final del período de gobierno.

«El escenario base para nosotros es de una inflación cayendo a lo largo de este período», dijo Arbeleche y recordó las palabras del presidente del Banco Central, Diego Labat, «quien ha sido bien claro al decir que la inflación tiene que ir a niveles regionales e internacionales, que tenemos que dejar de jugar en la cancha chica para pasar a la cancha grande».

«El Presupuesto Nacional habla de ingresos y de egresos y sabemos que los ingresos provienen de los bolsillos de los uruguayos, y aquí una vez más un compromiso electoral:no vamos a aumentar los impuestos», aseveró Lacalle Pou.

«Nosotros podemos cumplir el plan sin meterle la mano en los bolsillos a los uruguayos, lo dijimos en campaña electoral y lo reiteramos, los bolsillos de los uruguayos no aguantan más carga impositiva», indicó el mandatario y agregó: «Este es un presupuesto austero, de ahorro».

El presidente aseguró además que, pese al «retraso por el Covid», se cumplirá con el compromiso electoral de «tener un ahorro de u$s900 millones o más».

Este es un presupuesto «con profunda vocación de sensibilidad social, un presupuesto que fortalece a la salud, en las patologías y enfermedades históricas y en las que se están dando con más frecuencia en la salud mental, un presupuesto que va a hacer hincapié en las adicciones, un presupuesto que va a destinar recursos y va a obtener recursos de manera extraordinaria para la generación de infraestructura».

El presidente aseguró que «en Uruguay no va a faltar una ambulancia, un docente. No se trata de afectar ningún área sensible», dijo.

Recordemos que el país vecino lanzó hace poco tiempo una propuesta para que los extranjeros puedan obtener su residencia en tierras uruguayas con pocos trámites y con una inversión cercada a los u$s350.000, a fin de atraer nuevos ciudadanos.

A partir de ese anuncio, fueron ciento de argentinos los que consultaron cómo hacer los trámites para irse a vivir al país vecino.

Entre ellos, hay varios famosos. Quien ya emigró hacia esas tierras es el periodista González Oro, al tiempo que Susana Giménez, que recién regresó al país después de pasar tres meses en su casa de Uruguay, también estaría haciendo los trámites para obtener los «papeles» para vivir en esas tierras.

*Fuente: iProfesional


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *