A mediados de agosto del año 2018, el ahora ex juez Luis Federico Arias fue destituido de su cargo al frente del juzgado Contencioso Administrativo Nro. 1 de la ciudad de La Plata. Enfrentaba 21 cargos distintos y el resultado fue contundente: de los once miembros del tribunal, nueve fallaron a favor de la destitución.

Aquel juicio político y el veredicto del juzgado de enjuiciamiento encabezado por el entonces presidente de la Suprema Corte, Eduardo Pettigiani, fue el comienzo del fin para Luis Arias. A partir de entonces, el ex magistrado deambuló por numerosas aventuras políticas con el fin de capitalizar su efímera fama, pero en todas resultó derrotado.

Al día de hoy, tres años después de la finalización de su juicio político, resulta una absoluta incógnita incluso para sus propios compañeros de fórmula la fuente de su sustento económico. Nadie sabe de qué vive Arias, dado que desde entonces falló en presentar un trabajo en blanco. Entre los tantos misterios del ex magistrado, se encuentra su cuenta bancaria del Banco Provincia. Actualmente figura como deudor de dicha entidad bancaria y se encuentra pagando un crédito que le devenga un abultado monto mensual. Sin embargo, no existe explicación alguna sobre el origen de los fondos con los que cancela los pagos, dado que fue dado de baja en AFIP y no registra empleo en ningún sitio.

Sin embargo, se encuentra lejos de la realidad del resto de desempleados de la provincia que gestiona Axel Kicillof desde diciembre de 2019. Mientras muchos terminaron en la calle, racionando porciones de polenta entregadas por el gobierno o haciendo colas frente a comedores comunitarios, el ex juez Luis Arias tiene una dura elección cada mañana: elegir en cuál de sus tres automóviles de alta gama saldrá a enfrentar el día.

De acuerdo a su propia declaración jurada, el ex magistrado debe optar por su Nissan Frontier 4×4 automática, su X-Trail de seis velocidades y la Ford Ranger 4×4. Tres camionetas de alta gama para un funcionario que asegura estar cerca de un pueblo que, de acuerdo a los informes oficiales del gobierno al que ahora representa, se encuentra sumido en la más absoluta de las pobrezas.

*Fuente: REALPOLITIK