El dato del mes de abril registrado por la Argentina es superior a la suma de los incrementos del resto de los países sudamericanos, a excepción de Venezuela, entre los cuales Paraguay tuvo deflación con un índice del -0,1%.

El país gobernado por Nicolás Maduro, que vive una hiperinflación desde hace cuatro años, registró una inflación del 16,1%. De hecho, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que este año la suba de los precios en dicho país llegará al 5500 por ciento.

Argentina, con el 4,1%, acumuló una inflación del 46,3% en el último año y los consultores privados proyectan que terminará entre el 45 y el 50 por ciento en diciembre de este año.

Uruguay registró un 0,5% en abril, 6,2% en los últimos 12 meses y se prevé que termine en el 7,2% a fin de año. Brasil habría registrado un 0,6% el mes pasado y el 6,2% en 12 meses según las proyecciones del Itaú Unibanco; se estima que terminará 2021 con una suba del 4,5%.

Paraguay tuvo un resultado casi neutro, del 0,05% el mes pasado y acumula el 2,5% en 12 meses; se proyecta que termine en el 3,3% este año. Chile sumó 0,4% en abril y el 3,3% en 12 meses; se espera que termine en el 3,2%, según la proyección de los analistas del Latinfocus Forecast Economics, una estimación similar a la de México, que registró 0,3% el mes pasado y 6% en el último año.

Colombia aportó una suba del 0,35% el mes pasado y del 1,9% en 12 meses; se estima que terminará con una inflación del 2,8%, al igual que Bolivia, cuyo IPC terminó en el 0% en abril y en el 0,6% en los últimos 12 meses. Por su parte, Perú registró un alza del 0,05% en abril y del 2,6% en el último año; se proyecta un 2,2% para diciembre, frente al 0,9% para Ecuador, que tuvo una suba del 0,35% el mes pasado y una deflación del 1,4% el último año.

Según proyecciones privadas, desde mayo la inflación en la Argentina podría presentar una desaceleración que la llevaría cerca de un 3,5% en mayo y de 3% desde junio, con una pendiente en caída por lo menos hasta septiembre, cuando se lleven a cabo las PASO.

Por esto, los primeros registros de mayo parecen un poco más alentadores. Eco Go marcó una suba del 1,2% en alimentos y proyecta un incremento mensual del 4% en este rubro y del 3,5% en su relevamiento general de precios. Por otro lado, Seido registró en la primera semana del mes una suba del 0,8% y del 3,8% como promedio en cuatro semanas, mientras que LCG también arrancó con el 0,8%.

– Especial para Data24.com.ar –