Un relevamiento del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral presentó los resultados del nuevo índice Ag Barometer Austral, el cual mide el nivel de confianza de los trabajadores para/con el Gobierno a partir de encuestas… desde marzo de este año viene en caída libre, marcando por segunda edición consecutiva un deterioro contundente.

Muestra un valor de 69 frente a 79 de mayo 2021: “Si bien los factores externos traccionan este cambio de humor (en tanto los precios internacionales son algo menores respecto de abril, mayo y parte de junio), son los factores internos los principales drivers de la desconfianza de los productores”, destaca la Austral.

“La proximidad de las elecciones, las intervenciones en el mercado de carnes y la amenaza de nuevas intervenciones en el mercado de maíz, preocupan a los productores y traccionan el ánimo a la baja”, señalan los especialistas.

El Índice de Condiciones Presentes (que incluye la situación financiera actual comparada con un año atrás y la oportunidad para realizar inversiones en activos fijos) alcanza los 74 puntos. Acorde con los especialistas “esto implica una caída sustancial de casi 15% frente a la edición previa”. Un dato no menor es que este índice volvió a valores similares a los de septiembre de 2020, mes en el que había iniciado un proceso de recuperación y que se detuvo en las últimas dos ediciones, con el cierre de las exportaciones de carnes.

“Esto último se percibe, principalmente, en la percepción de la situación para la economía agropecuaria de aquí a un año. Tres cuartas partes de los productores encuestados prevén malos tiempos para el sector en los próximos doce meses”, profundizaron los expertos. Se trata de un aumento de 10 puntos porcentuales en el pesimismo, respecto a lo que ocurría en mayo de este año.