La cumbre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) terminó sin acuerdos para reducir los niveles de producción y el valor del crudo se desplomó otro 8%.

El objetivo de la reunión llevada a cabo en la ciudad de Viena era fijar un recorte para ponerle piso a la caída en la cotización del petróleo provocada por el coronavirus.

La propagación de la enfermedad disminuyó la demanda energética de los principales países importadores como China y recortó significativamente las necesidades de combustible de aviación ante la menor cantidad de vuelos.

De esta manera, en lo que va del año el valor del Brent pasó de 70 a 46 dólares el barril, es decir, una merma del 34% que lo coloca en el menor precio en casi tres años.

De la mano de Arabia Saudita, las principales potencias petroleras proponían recortar la producción en 1,5 millones de barriles diarios a partir del primero de abril, pero se encontraron con la negativa de Rusia.

Moscú sostiene que no aceptará un recorte adicional bajo ningún concepto, ya que recientemente accedió al pedido de bajar la extracción en 2,1 millones de barriles diarios, que sí se mantendría durante los próximos meses.

Para Argentina, se trata de un escenario incierto que dificulta la llega de inversiones a Vaca Muerta. Sucede que además de las complejidades de la economía local para las empresas productoras, la explotación del shale resulta más costosa en relación a los yacimientos convencionales. Por lo tanto, ante una baja del precio internacional podrían quedar relegados.

Como agravante, los pozos no convencionales tienen la particularidad de alcanzar su pico a corto plazo y en menos de dos años comienza un declive en su curva de producción que resulta mucho más pronunciada que en el resto de los yacimientos. Es por eso que algunas empresas piden fijar un precio sostén -al estilo barril criollo que existía durante el último mandato de Cristina Kirchner- para blindar a Vaca Muerta de las turbulencias internacionales.

*Fuente: La Política Online


Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *