El gobernador de la provincia de Buenos AiresAxel Kicillof, al menos por el momento, se olvidó de la pandemia, de la crisis económica, del récord histórico de pobreza y desempleo, para abocarse de lleno a la campaña electoral para unas elecciones de medio término que considera claves, dado que puede perder el control de la Legislatura bonaerense. 

Hay mucho en juego, incluyendo la proyección política de los candidatos Daniel Gollán y Victoria Tolosa Paz, ambos cuestionados dentro de las propias filas del Frente de Todos. No hay tiempo para el coronavirus, y mucho menos cuando la discusión trae a colación, una y otra vez, las constantes reuniones que el gobierno nacional llevó adelante en la Quinta de Olivos en plena cuarentena. 

En consecuencia, el gobernador aprobó la licitación Nro. 401-0097-LPR21, ordenada por las subsecretarías de Producción y Contenidos, de Coordinación de Medios, de Planificación de Comunicación Gubernamental y por la dirección provincial de Radio provincia, a través de la cual se comprará una gran cantidad de productos de fotografía, audio y video, que serán destinados a la promoción electoral de la gestión de Axel Kicillof. 

En el carrito de compras bonaerense habrá micrófonos, amplificadores de audio, pantallas de rebote, cámaras fotográficas, equipos de zoom, kits de led, baterías, cámaras de video, estabilizadores de cámaras, fondos infinitos, kits de flashes, tarjetas de memoria, micrófonos dinámicos, trípodes, consolas, lentes para cámaras, parlantes potenciados y auriculares, entre otras cosas. 

En total, la provincia de Buenos Aires gastará un total de 9.025.017 pesos en potenciar la imagen de la gestión Kicillof y sus principales candidatos durante los últimos meses de una campaña que, en los hechos, pareciera tener un peso específico mayor que la pandemia o la crisis económica

*FUENTE: RealPolitik