Estados Unidos bombardeó este jueves supuestas posiciones de milicias proiraníes en Siria. Consiste en el primer ataque ordenado por el presidente, Joe Biden, desde su llegada al poder.

«Bajo instrucciones del presidente Biden, las fuerzas militares de Estados Unidos realizaron esta noche ataques aéreos contra la infraestructura utilizada por grupos militantes respaldados por Irán en el este de Siria», indicó Washington en un comunicado.

El portavoz estadounidense John Kirby, mencionó: «Estos ataques fueron autorizados en respuesta a los recientes ataques contra el personal estadounidense y de la Coalición en Irak, y a las continuas amenazas a ese personal», dijo.

Kirby dijo que el objetivo era un punto de control fronterizo utilizado por grupos armados iraquíes respaldados por Irán, incluidos Kataeb Hezbollah y Kataeb Sayyid al-Shuhada.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *