El despido de Idelmar Seillant, junto con el de otras cinco mujeres que pertenecen a la comisión directiva del SUPTTIOMA, fue anunciado ayer por medio de la plataforma virtual de expedientes con la que se maneja la provincia de Buenos Aires. El responsable del SUPTTIOMA relacionó esta desvinculación a represalias por los hechos de corrupción que viene denunciando desde gestiones pasadas.

Según explicó Seillant a REALPOLITIK, la decisión fue tomada desde la jefatura de Gabinete conducida por Carlos Bianco, con la anuencia del ministro de Salud, Daniel Gollán, en acuerdo con el presidente del IOMA, Homero Giles, y ejecutada por el área legal del instituto. Además, detalló que fue el director de Relaciones Jurídicas, Mauro Pagliuca, y la directora Gestión Institucional, Patricia Carnevale, quienes ya le habían avisado que habían pedido su despido.

Desde el gremio, que si bien está inscripto legalmente aún no cuenta con la personería que está pronta a salir, explicaron: “Es un atropello jurídico importantísimo lo que se está dando, ya que seleccionaron a algunas personas para que los demás lo tomen como ejemplo y no sigan nuestro camino. Los hechos de corrupción se repiten una y otra vez de la misma manera a pesar que cambian las gestiones y los colores políticos de las mismas”, dijo indignado Seillant.

Y continuó: “Nosotros defendemos a los afiliados a quienes no les dan las prestaciones correspondientes, defendemos a los trabajadores a quienes vienen dándole paritarias a la baja con el visto bueno de los gremios, defendemos a los médicos en su reclamo por un salario digno y es por eso que recibimos desde diferentes entidades el respaldo total ante la situación que hoy nos toca vivir”. Asimismo, sobre la gestión actual, el líder de SUPTTIOMA definió: “Ellos buscan adeptos o seguidores. Si vos cumplís con los estadíos de corrupción que proponen, no te molestan. Pero si te interponés en sus negociados, pasa esto”.

EL COMUNICADO

En este sentido, el sindicato dio a conocer un corto comunicado titulado: “Si tocan a uno, nos tocan a todos. Si persiguen dirigentes, persiguen al movimiento obrero”. En el mismo, se denuncia “abiertamente el intento de proscripción sindical, del único gremio que se creó y se mantiene activo para defender a los trabajadores y afiliados del IOMA, de los actos caprichosos, deshonestos y mendaces de las ‘gestiones golondrina’ que vienen por la caja”.

A su vez, agregan que se repudia la persecución a los trabajadores esenciales que luchan para lograr estabilidad laboral y cobrar un sueldo digno. “Repudiamos el hostigamiento, las chicanas, los actos persecutorios y los ‘no propicios’ antojadizos de los directivos y políticos de turno. Repudiamos la gestión del miedo y las acciones de intento de disciplinamiento individual y sindical, favorable a los intereses espurios y contrarios a la dignidad del trabajo. Repudiamos el IOMA para los amigos”.

Finalmente, el texto cierra solicitando la urgente reincorporación de Idelmar Seillant, Adriana Benavidez, Karina Rodríguez, Tete Silveira, Sandra Bottero y Silvia Gutierrezel, el cese de los hostigamientos y un «IOMA para los afiliados».

*Fuente: REALPOLITIK


Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *