Ginés González García culpó a los gobernadores por la fallas en el registro de los testeos de coronavirus, luego de que una organización internacional excluyera a la Argentina de sus estadísticas por considerar que los datos no son fiables.

El ministro de Salud argumentó que algunas provincias no informaron al sistema nacional de estadísticas sobre los resultados negativos de los testeos, lo que explicaría en parte la altísima tasa de positividad de Argentina, además de la escasez de hisopados.

«A nosotros nos cuestionaban mucho la cantidad de testeos y, a pesar de que estábamos aumentando los recursos en ese sentido, habíamos empezado a ver que bajaban la cantidad de testeos que nos notificaban las jurisdicciones», dijo el funcionario. «Empezamos a hablar con las provincias y nos dimos cuenta de que no se informaban los testeos negativos. Se subregistraban los testeos y daba una tasa de positividad altísima», añadió a C5N.

La aclaración se dio después de que la iniciativa «Our World In Data», una prestigiosa base de datos creada en la Universidad de Oxford, retirara a Argentina de la estadística de testeos.

«Para asegurar la calidad y confiabilidad de Our World in Data sobre la Covid-19, por el momento decidimos eliminar a la Argentina de nuestro conjunto de datos. Las cifras oficiales agregadas por el gobierno no tienen la calidad suficiente para reflejar correctamente el alcance de los testeos», indicó Edouard Mathieu, parte del equipo de datos de Our World in Data. En otro tuit, Mathieu aclaró que «esto solo se trata de los datos de testeos», porque los «datos sobre casos y muertes para Argentina (…) permanecen en nuestro conjunto de datos sin cambios».

«Nosotros compartimos la preocupación de esa organización británica y por eso le pedimos a las provincias que reporten todos los testeos que se realizan», se defendió González García. En off, fuentes del gobierno le restan importancia a que los hayan excluido del registro porque no se trata del algo oficial, aunque insisten en la responsabilidad de las provincias.

La cartera sanitaria nacional había emitido un comunicado el viernes pasado, después de una reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa), en el que precisó que «atento a la expansión de la estrategia del Detectar Federal, que implica una ampliación de los diagnósticos realizados, muchos de ellos en operativos territoriales, se observó que en algunas jurisdicciones la carga de datos al sistema nacional de vigilancia de la salud (SNVS) se realizó priorizando los casos positivos».

«Los diagnósticos negativos, que no requieren acciones inmediatas de atención o cuidado, no son registrados o se registran con demoras», agregaba la nota. «Para revertir esta situación, se ha implementado un mecanismo simplificado de registro de casos testeados que permite determinar con exactitud la cantidad de diagnósticos realizados y el porcentaje de positividad real de cada semana epidemiológica», completaba.

*Fuente: La Política Online