Desde el Concejo Municipal de Rosario, la edil de Juntos por el Cambio, Renata Ghilotti, se hizo eco del escándalo sobre vacunación VIP del Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, y manifestó: «no nos encontrarán de brazos cruzados viendo por televisión como jugaron y juegan con la vida de las personas».

«Vamos a reiterar los pedidos formales para conocer el listado completo de vacunados y desde ya, exhortamos al gobernador a hacerse cargo de su parte y a despedir a todos los involucrados inmediatamente», sostuvo la dirigente del PRO, integrante de los llamados «halcones» que llevan como líder a Patricia Bullrich.

El nuevo escándalo de vacunación VIP surge a raíz de las denuncias del jefe de enfermeros y ya tiene como protagonistas al Intendente de aquella localidad Adrian Maglia y el vicepresidente de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), Alberto Joaquín, entre otros.

Al respecto Renata declaró: «Acá hay manos más arriba dando órdenes», y sobre las justificaciones de Maglia y Joaquin, la concejal agregó: «quienes se adelantan en la fila sin importarle el otro y las valoraciones personales de quienes permitieron estos actos de corrupción importan poco. El que le robó o fue cómplice del robo de vacunas, que podría haberle salvado la vida a otro santafesino debe ser despedido inmediatamente y sometido a las acciones judiciales que correspondan».

Para finalizar Ghilotti recordó que: «no se trata del primer caso de vacunados VIP y adelantamientos. Sucedió en Reconquista, en Firmat con la encargada de PAMI y con los empleados del Ministerio de Cultura. El gobernador debe dejar de hacerse el distraído y asumir sus responsabilidades».