El conductor de Radio Continental criticó duramente que «Alberto se trasladara al Instituto Patria para firmar el reemplazo» de Cristina Kirchner a la primer magistratura en el lapso de su viaje.

En realidad el que fue al búnker de CFK fue el escribano general de la Nación Carlos Gaitán, quien le hizo firmar a la vicepresidente el libro de actas y no el.

«Después no me vengan a decir que la señora no tiene influencia y que no hace lo que se le canta y que todo el mundo tiene que arrodillarse ante sus exigencias y ante, por qué no decirlo, sus caprichos», expresó el periodista.

¿Qué dijo Bravo?

 

*Fuente: Expediente Político

Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *