De la mano del intendente Ariel Sujarchuk el presidente de Bolivia fue local en Escobar.

Es que ese partido tiene una de las comunidades bolivianas más importantes del país. El polémico Evo le habló buscando el voto de sus compatriotas, quinteros y agricultores que abastecen el mercado interno de frutas y verduras.

Una semana antes que la primer vuelta electoral en la argentina, el 20 de octubre Bolivia eligirá presidente. Evo que pretende ir por su cuarto (e inconstitucional) mandato fue calificado por el intendente ultrakirchnerista Sujarchuk como «la reserva moral de Latinoamérica».

Cabe recordar que Morales, de tendencia izquierdista y aliado de Venezuela y Cuba, busca un cuarto mandato consecutivo, aunque la oposición señala que su candidatura es inconstitucional por el referendo de 2016. Miles de bolivianos ya le dijeron «NO» en las urnas. Además de varias marchas repudiando su idea de perpetuarse en el poder.

Por Rafael Garduño

Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *