En el programa La Cornisa, conducido por Luis Majul, el periodista Luis Gasulla reveló una investigación, y declaró: “Tenían que vacunar a cinco mil jubilados; contrataban militantes temporariamente”. También reveló que se derrocharon $ 21.341.255 para constituir postas sanitarias de pésima concurrencia.

Hace pocas semanas, la directora general del PAMI, Luana Volnovich, culpó al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de no citar al PAMI para participar del operativo de vacunación en la Ciudad de Buenos Aires. “La vacuna no se comercializa en territorio argentino; el Estado las distribuye. Si la ciudad de Buenos Aires siente que no tiene la capacidad para vacunar a tanta gente, que pida ayuda, pero que la vacuna llegue a todos”, expresó la funcionaria. 

A los pocos días, Volnovich denunció al gobierno porteño por supuestas irregularidades en la asignación de turnos de vacunación para afiliados de la obra social de jubilados residentes en la Ciudad. Según fuentes oficiales se entregó evidencia en la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 8 de esta Capital.

Además se descubrieron y posteriormente denunciaron gastos millonarios para la compra de insumos tecnológicos como computadoras y cámaras profesionales de fotografía y trabajos multimedia.