Luego de que este portal haya expuesto cómo es la mafia y el patoterismo por parte de las funcionarias Brusco y Romero se desnudó cómo es el uso del poder para interés propios y no los de la provincia.

La provincia de Entre Ríos ha tenido pluralidad de voces en la gestión de Bordet de la mano del actual senador nacional Edgardo Kueider. Él se ha encargado de cuidar al gobernador, de dar respuestas cuando se lo interpelaba y hacerse responsable cuando el caso lo ameritaba. Si los comunicadores criticaban a funcionarios, ellos tenían que hacerse cargo.

Cuando Kueider dejó la provincia, Maricel «Grasita» Brusco se asoció con Rosario Romero y reactivaron el plan de disciplimiento para todos lo medios, donde cada acto de un funcionario es responsabilidad del Bordet.

La nota censurada por Romero y Brusco

Esto le permite, a ciertos funcionarios, cubrir su mala gestión a expensas de la buena imagen del gobernador…

Lo peor de todo, es que hablan en nombre del Bordet cuando este no está enterado de la situación real. Se instaló que en esta nueva gestión está prohibido criticar a funcionarios y al gobernador… no se puede distinguir las responsabilidades por roles.

La Secretaria de Comunicación, Maricel Brusco, en vez de ocuparse de una comunicación oficial y seria, acerca de las prioridades del gobierno nacional y provincial, utiliza las agencias para desmentir actos que son pura autoría de ella y su socia. Aún en épocas de Emergencia Sanitaria Nacional.

El intento de desmentida luego de la denuncia en Data24.com.ar

Estas funcionarias ponen como ejemplo (para tener una idea) de periodismo serio al Diario UNO de Entre Ríos (más conocido en la jerga política entrerriana como Diario HUMO), y como al periodista que mejor entiende las coyunturas de la gestión del poder, a don «Toto» Damonte, el famoso chef de operaciones y empleado de la Legislatura de Entre Rios. Claro que en la Legislatura nadie lo conoce. Él no responde al gobernador, sino a la sociedad Brusco-Romero.

Además, ya estarían armando una lista negra (de todos modos, no sería la primera vez) para cuando aterricen los nuevos empresarios, que son nada menos que el refrito de los actuales, en acuerdo con Romero, alias la «Mariscal de la Derrota».

En la provincia está prohibido criticar la mala comunicación del gobierno, que no es responsabilidad de Bordet, sino de las dos «damas empoderadas», ambas de Franja Morada, luego la otra devenida en Frepaso, actualmente haciendo acuerdo con referentes de la oposición, donde la consigna es: «no nos quememos nosotros, que el desgaste lo tenga el gobernador, total en el 2023 le damos la presidencia de la Camara de Diputados».

Carlos Damonte

Por Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *